¿Qué son las lías del vino?

¿Qué son las lías del vino?

Enate Comunicación Vino

¿Qué son las lías del vino? ¿Hay diferentes tipos de lías? ¿Qué aportan las lías al vino? ¿Qué es el bâtonnage? Todas estas preguntas son muy habituales cuando leemos en una etiqueta “vinos criados sobre sus lías» o hacemos una visita a una bodega. En este post te resolvemos todas estas dudas con la ayuda de nuestro equipo técnico.

¿Qué son las lías y qué tipos hay?

Seguro que alguna vez has visto cómo tu zumo de naranja se descomponía en dos partes, lo sólido por un lado y lo líquido por otro. Esto mismo le pasa al mosto y al vino. Durante los procesos de elaboración, el vino se separa de las materias sólidas que se quedan en el fondo. Esas materias sólidas son las lías. Estas lías son las materias más sólidas que quedan al fondo de la barrica o tanque y, básicamente, son células y bacterias muertas.

Pero ¿de qué se componen las lías? Esto depende del momento en que estas se creen. Si las lías se crean en el mosto, se conformarán principalmente de polisacáridos (es decir, pequeñas cantidades de azúcar), de ácidos grasos y de levaduras. Mientras que, si estas se crean en el vino, serán bacterias lácteas, polifenoles, ácidos grasos y levaduras ya muertas, las cuales aportarán ciertas cualidades al vino de forma natural con el paso del tiempo, cuando estas se descompongan. Normalmente, en forma de densidad, untuosidad y grasosidad.

Los diferentes tipos de lías el vino

Existen dos tipos de lías: las lías gruesas y las lías finas. Por un lado, las lías gruesas se componen por las pepitas de uva, hollejos y tartratos. Este tipo de lías se suelen eliminar por trasiego porque son muy amargas y no aportan ninguna cualidad al vino, pudiendo incluso producir a veces olores raros. Por otro lado, las lías finas son las que benefician al vino. Este tipo de lías son menos pesadas que las lías gruesas, por ello, no se separan del vino, sino que se introducen junto al vino en las barricas para realizar la fermentación. Asimismo, es importante que durante este proceso se realicen las técnicas adecuadas para que las lías finas aporten beneficios al vino.

¿Qué es el bâtonnage?

El bâtonnage es una técnica que consiste en agitar las lías con un bastón (batôn en francés), que puede ser metálico o algo similar para que al removerse, se pongan en contacto con todo el vino que se encuentra en la barrica o en el tanque y las lías repartan sus compuestos. Al cabo de unas horas, las madres, es decir, las lías, vuelven a depositarse en el fondo. Por eso, hay que agitarlas periódicamente. Normalmente, lo ideal sería realizar el bâtonnage una vez al día, si estamos al principio de la crianza; dos o tres veces por semana cuando ya ha avanzado la crianza; y una vez a la semana, al final de dicha crianza. Pero esto dependerá de cada bodega y del trabajo de vinificación llevado a cabo. En Las Moradas de San Martín, por ejemplo, llevamos a cabo una crianza de 6 meses en barricas de roble francés, donde se realizan bâtonnage en cada luna llena, para elaborar nuestro Albillo Real.

Si quieres seguir descubriendo aspectos sobre nuestros vinos y este apasionante mundo, te esperamos en las catas de la mano de nuestro equipo técnico. ¿A qué esperas?